Santo Ángel de la Guarda, patrón de la Policía desde 1926

Durante el reinado de Alfonso XIII, el Ministerio de Gobernación declaró al Santo Ángel de la Guarda como patrono de los cuerpos de Vigilancia y Seguridad, antecesores de la Policía Nacional. Fue mediante una real orden fechada el 31 de marzo de 1926, semanas después de que el Papa Pío XI autorizara tal patronazgo.

Hasta 1973, la conmemoración tenía lugar el 1 de marzo, acordando la Iglesia Católica a partir de ese año retrasarlo al 2 de octubre. Con motivo de esa festividad, el Cuerpo Nacional de Policía organiza actos conmemorativos, en los que tiene lugar la entrega de medallas y cruces al Mérito Policial con distintivos rojo o blanco con las que el Cuerpo reconoce la trayectoria de los agentes.